SINCERIDAD ANTE TODO…

Una madre vuelve con su hija al ginecólogo alarmada por lo que según ella le había dicho éste:

• Oiga, ¡cómo es eso que le ha dicho usted a mi hija de que tiene un ventilador en los ovarios!

No señora, yo lo que le dije a su hija es que se la habían ventilado varios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: